Proyecto Educativo

Mision

Vision

 

Educar y evangelizar...

Educamos, con la pedagogía del Sistema Preventivo, que es espiritualidad y método que pretende orientar a las jóvenes a optar por el bien y a dirigir su riqueza intelectual, espiritual y afectiva hacia el don de sí y acompañándolos hacia el encuentro transformador con Dios, en Cristo, propósito que  se sintetiza en la consiga "Buenas cristianas y honestas ciudadanas”.

Descargar PEI 

 

Reseña Histórica

 

El 1º de marzo del año 1908, la "Sociedad de Instrucción y Habitaciones para Obreros", dirigida por el piadoso presbítero Don José Horacio Campillo Infante", entregó a las Hijas de María Auxiliadora esta obra, como "Casa de Administración Patronato de la Inmaculada Concepción". Ésta comprendía:

- Al Liceo "José Miguel Infante"

- Escuela Profesional "Bernardo O'Higgins"

- Escuela Superior "Talleres Mapocho" para niños

- Escuela Superior "Bernardo O'Higgins" para niñas

- Oratorio Festivo

Años más tarde, cuando fue construída entregaron también la hermosa Iglesia de la Inmaculada Concepción. 

Las diferentes obras se desarrollaron paulatinamente, gracias al esforzado trabajo de tantas Hermanas que son recordadas por su santidad y celo apostólico. 

 En 1917, el Liceo consiguió el privilegio de rendir exámenes validados ante Comisiones enviadas por el Ministerio de Educación, siendo el primer Establecimiento privado del país que lo obtuvo y con excelentes resultados. 

Mientras tanto, el Presbítero Campillo había sido elevado al Episcopado y como Arzobispo de Santiago, continuó siendo el más ilustre Bienhechor de esta obra tan querida por él.

El Liceo "José Miguel Infante" ocupó siempre el local actual. Mantenía un numeroso internado de 5 grupos con sus respectivas Hermanas Asistentes; el de las Jóvenes Profesionales que recibían clases de asignaturas técnico manuales y las del primer ciclo de Humanidades.

En el edificio de tres pisos de calle Andes, situado frente al Liceo, funcionaron dos escuelas: "Mapocho" para niños y "Bernardo O'Higgins" para niñas. La primera se cerró definitivamente en 1965. Como existía la Escuela Preparatoria gratuita y la otra, anexa al Liceo, que era pagada, ese mismo año se fusionaron ambas Escuelas en una sola, que recibía subvención del Estado.

El tercer piso de este edificio fue demolido por no encontrarse en condiciones de funcionar, quedando en funcionamiento solo el Primer y Segundo Piso hasta el año 1985, en el que el terremoto que afectó la zona central, no permitió que continuara siendo utilizado.

Con el paso del tiempo, esta obra se ha ido adaptando a las necesidades de los tiempos. Se terminó la educación Profesional y el internado, manteniéndose solo dos establecimientos: el Liceo José Miguel Infante, que fue reconstruido en su totalidad después del terremoto del año 1985; y la Escuela Particular Bernardo O'Higgins, que quedó en precarias condiciones.

Como reconocimiento a la excelente labor realizada por las Hijas de María Auxiliadora, en Febrero de 1985 la Sociedad de Instrucción y Habitaciones para Obreros donó al Instituto todos los locales y la Iglesia Inmaculada Concepción.

En marzo del mismo año 1985, el terremoto  7,8 en la escala de Richter remeció con violencia las regiones centrales del país. El movimiento sísmico dejó 177 muertos, daños millonarios y muchos damnificados. Nuestro Liceo quedó en muy malas condiciones, así también su Iglesia y toda las dependencias de la Comunidad Religiosa. A partir de ello, se iniciaron grandes esfuerzos para arreglar la Iglesia y construir nuevamente la Casa de las Hermanas y el Liceo. Se continúa la labor pedagógica con las molestias propias del proceso de demolición, situación que toda la Comunidad Escolar asumió con buena voluntad y con mucha esperanza.

Desde entonces, además de las clases de enseñanza básica y media, nuestro Liceo mantiene viva su tradición de participación de los diversos estamentos y grupos que la conforman: comunidad religiosa, Centro de Padres, Centro de Alumnas, Reuniones técnico-pedagógicas con los docentes, Equipo de Gestión Escolar, Unión de Exalumnas, Grupos Apostólicos de Compromiso, Talleres Deportivos, Artísticos y Culturales, además de acciones solidarias y sociales que motivan a nuestra comunidad a ser signo del amor de Dios, especialmente para los más pobres.

Desde el año 2015, nuestro Establecimiento trabaja por la inclusión y equidad, a través de la Subvención Escolar Preferencial.

Equipos 2021

La Gestión Institucional se realiza, a partir del trabajo de diversos equipos, quienes tienen la misión de liderar, conducir y orientar la Misión Institucional.

Estos son:

- Equipo de Gestión.

- Coordinación Pastoral

- Unidad Técnico Pedagógico.

- Convivencia Escolar.

- Orientación, Psicología y Psicopedagogía.

- Administración.

- Movimiento Juvenil Salesiano.

- Equipo de Comunicación Social.

Dirección

                                                           Director Pedagógico     2021

Fotografía Director Pedagógico 2018                                                             
   Patricio Eduardo Muñoz Jans

Querida Comunidad Educativa, reciban mi saludo para el año que comienza, esperando seamos capaces de construir el Liceo de excelencia que todos queremos, formándonos como buenos cristianos y honestos ciudadanos.
Esta invitación es para todos: estudiantes, padres, asistentes y profesores.
Como dijo en Chile el Papa Francisco: “muchos sienten que no tienen nada que aportar y quedan como perdidos”, por eso agrega:… “Nunca pienses que no tienes nada que aportar o que no le haces falta a nadie. Nunca. Todos somos necesarios e importantes, todos tenemos algo que aportar”.
Quisiera seguir mi saludo recordando y tomando algunas frases del mensaje del Papa Francisco a la juventud de Chile.
Somos una Familia Infantina diversa, una Iglesia diversa que necesita estar siempre cerca de Jesús.
En los tiempos de Jesús había muchos jóvenes que lo seguían, querían una señal que los ayudara a mantener vivo el fuego en sus corazones. Querían saber cómo cargar la batería del corazón, buscaban la contraseña para conectarse con Aquel que es «Camino, Verdad y Vida»
Hace muchos años el Padre Hurtado se preguntó: «¿Qué haría Cristo en mi lugar?».
Les invito a que nos preguntemos como él, qué haría en el Liceo, en la calle, en casa, entre amigos, en el trabajo; frente a la que le hacen bullying.
¿Qué haría Cristo en mi lugar?, cuando salgo a bailar, cuando estoy haciendo deportes o voy al estadio.
Esta pregunta es la clave para encender nuestro corazón, encender la fe y la chispa en los ojos.
Querida Comunidad, traduzcamos nuestros sellos institucionales en cosas concretas. La Razón nos haga capaces de dialogar y ser protagonistas de la historia. Ojos chispeantes porque descubrimos que Jesús es fuente de vida y alegría. Protagonistas de la historia, porque queremos contagiar esa chispa en tantos corazones apagados, opacos que se olvidaron de lo que es esperar; en tantos que son «fomes» y esperan que alguien los invite y los desafíe con algo que valga la pena. Ser protagonistas es hacer lo que hizo Jesús.
La Fe nos lleve a creer y a tener profundas convicciones. Y no basta sólo con escuchar alguna enseñanza religiosa o aprender una doctrina; lo que necesitamos es vivir como Jesús vivió.
El Amor nos haga arriesgarnos, correr riesgos, ser valientes, salir al encuentro de las amigas, de aquellas que se quedaron solas o que están en un momento de dificultad.
Vayan con la única promesa que tenemos: en medio del desierto, del camino, de la aventura, siempre habrá «conexión», existirá un «cargador». No estaremos solos. Siempre podremos conectarnos con Jesús, con la Auxiliadora y con nuestra comunidad. Ciertamente una comunidad que no es perfecta, pero eso no significa que no tenga mucho para amar y para dar a los demás.
Tengamos la disponibilidad de María, para cantar con gozo y hacer la voluntad del Padre.
La mirada educativa que queremos se nutre de estos sellos y nos exige mirar, ver, observar para poder actuar en consecuencia haciendo lo posible para ello.
Hagámoslo posible!!

Patricio Muñoz Jans

Más artículos...